Txapulines al limón

viernes, diciembre 16, 2005

Charlie y la fábrica de chocolate


Aprovechando que en la ficha de Su he aportado mis opiniones, lo adapto y publico aquí.

Tengo la crítica de esta peli en el tintero desde que la vi en septiembre. Del director Tim Burton hay mucho que decir, y lo dejaré una parte para un post futuros que no va a tardar, pero adelanto que yo pondría a Sleepy Hollow entre las mejores, y las dos primeras Batman me parecen muy buenas, y yo soy de los que aprecian de un modo un poco más especial la segunda: esa ambientación fría y nevada, esa Catwoman y ese Pingüino... He de revisar Ed Wood de nuevo, pero de Burton sólo me parecen entre regulares y buenas, ésta del chocolate y El planeta de los simios, casualmente sus dos únicos remakes. La peli es una adaptación de un libro de Roald Dahl, que ya fue adaptado en 1971 en una película protagonizada por Gene Wilder y que recuerdo que vi de muy pequeño. Tengo muchas ganas de revisarla de nuevo. Sólo tengo flashes como el gordo que cae en el chocolate, o el globo aerostático del final (en vez de ese ascensor de metacrilato). Aquí se llamó Un mundo de fantasía. De las otras adaptaciones de Roald Dahl me quedo con Matilda, dirigida y protagonizada por Danny DeVito.

La historia es un sencillo cuento para niños con moraleja final de "sé como el niño bueno y aprende a no ser como los cuatro niños malos". Willy Wonka, el propietario de una fantástica y fabulosa fábrica de chocolate, sortea cinco entradas para poder visitar la fábrica y el mundo de color y fantasía creado dentro del edificio por el imaginativo, pero solitario y medio antipático dueño. Además, a uno de los niños le tiene reservada una sorpresa. Ya sabemos desde el principio quién será el afortunado.

Como personaje de Willy Wonka, Johnnie Depp hace una gran composición, aunque veo más en su lugar el Wonka de Gene Wilder. De los niños me quedo con la pija, con frases fantáticas como las que le dice a su estresado papá: "¡Haz que el tiempo vaya más rápido!" o "¡Quiero una ardilla!". El abuelo parece directamente sacado de Geri's Game, de Pixar. Para mí, lo mejor, Christopher Lee y las escenas del dentista como padre del extraño magnate. Lee ha substituido a Vincent Price en el imaginario de Burton y no le queda nada mal. Lo peor, los Oompa Loompas y sus canciones, a pesar del fabuloso Danny Elfman, uno de mis compositores favoritos.