Txapulines al limón

martes, octubre 18, 2005

Serenity


El principal problema de Serenity es que está basada en un universo que los que no hemos seguido la serie de televisión Firefly no conocemos. Claro que podemos encontrar referencias a Star Wars y Star Trek (muchas naves y batallas espaciales), a Alien en cuanto al diseño (el interior de las naves es un conjunto desordenado de tubos, cables y hierros), e incluso tiene una mezcla extraña del cine de Kung-Fu, el de zombies, y algo de realidades alternativas ciberpunks tipo Matrix. Pero todo este cóctel no cuadra ni encaja sin saber las relaciones previas entre los personajes o las realidades políticas de los mundos que nos muestran. La película, por lo tanto, resulta densa e incluso pesada durante su primera hora y pico de metraje. Aun así, tiene una bella factura, el final está muy bien, tiene buena música y detalles de un sutil humor paródico que se agradecen.