Txapulines al limón

lunes, septiembre 12, 2005

Profe

Acabo de volver de dar mi primera clase de Ingeniería del Software I.

Cuarenta ojos te escrutan. Creen que sabes algo. ¡Por Tutatis! Miedo escénico. Horror.

Y eso que sólo ha sido la clase de presentación: horarios, programa, bibliografía, ...

Es terrible estar en el lado oscuro.

Recordatorio: