Txapulines al limón

martes, agosto 16, 2005

Maletas

En poco más de doce horas tomo un taxi al aeropuerto, esta vez destino a Dublín, donde estaré diez días de vacaciones y cinco de voluntario en EUROGRAPHICS 2005. En dos días han caído dos aviones y un helicóptero. Gracias a estos recientes antecedentes, subiré al transporte que dicen es más seguro con el culo prieto y una dosis más elevada de adrenalina en las venas.

Hoy me despido de la residenca Kármán donde he vivido los últimos dos meses y pico. En septiembre vuelvo a Budapest ya sólo cinco días, aunque todavía no sé dónde me quedaré, probablemente una pensión barata será suficiente. Tengo la ropa blanca centrifugándose y la de color en la secadora. Luego, todo a la maleta.

Supongo que bajará el ritmo de entradas en este diario los próximos días. De momento hoy tengo todavía un par de cosas que contar.