Txapulines al limón

domingo, julio 03, 2005

Pesadilla

No creo en sueños premonitorios, pero sí que creo que un sueño suele haber la expresión de un deseo y que tras una pesadilla, hay un miedo o una frustración.

Hace un rato, esta mañana, he soñado que, el mismo lunes que teníamos que viajar, y por culpa del mal tiempo (!?!) yo cancelaba mi viaje a Dublín, pensando que compraría otro vuelo para el día siguiente a primera hora. El caso es que al ir a comprar el nuevo billete, pues no hay vuelos, y me jodo. El sueño tiene dos partes más, la que viene a continuación es una discusión con mi mujer sobre la conveniencia o no de hacer el viaje y buscar el billete a toda costa y a cualquier precio. La última parte es en la agencia de "viajes Marsans" (¡toma ya! publicidad hasta en mis sueños, estarán contentos los creativos), donde pregunto por un vuelo inmediato a Dublín y me dan un precio desorbitado, incluso hay un contador que va subiendo desde los 200 euros que me tendría que costar hasta más de 1200. Allí mismo les cuento todo el caso a los de la agencia, a ver si les doy penita...

Por ahí iba cuando ma ha dado una terrible rampa en la pantorrilla que me ha despertado de la forma más dolorosa, todavía estoy resentido.

Algunas explicaciones: Nuestro plan es ir a Dublín cuatro parejas de amigos del 18 al 28 de agosto, una de las parejas vive allí, y las otras dos y Estela ya tienen el billete desde Barcelona para el día 18. Se supone que yo viajo desde Budapest, y además, me quedo al congreso de Eurographics que hay del 29 de agosto al 2 de septiembre. Por lo del congreso, el viaje me lo paga la universidad, y todavía no sé si en secretaría del Instituto de Informática y Aplicaciones han comprado el billete o no. Nada, que ya les he enviado un mail para que no se vuelvan a repetir estas pesadillas.