Txapulines al limón

jueves, junio 23, 2005

Un paseo por la Isla Margarita

Lo malo que tienen los estudiantes es precisamente eso, que por lo menos un par de meses al año, desaparecen para ponerse a estudiar y hacer las prácticas y trabajos que no han hecho el resto del año. Imagino que con los de Erasmus todavía es peor, porque éstos sí que no hacen nada durante el curso.

Aquí en la residencia todos tenían entrega el lunes y, claro, el fin de semana pasado, cansado de llevar casi dos semanas en Budapest y todavía no conocer nada, me fui a dar un paseo yo solo.

Empecé por la Isla Margarita, que es, eso, un pedazo de tierra que queda entre dos mitades del Danubio y que es uno de los parques más grandes de la ciudad.

La Isla Margarita en medio del Danubio

Entrando en la isla desde el centro del puente del lado sur, está este monumento:
Monumento en la entrada de Isla Margarita

Un poco más adelante hay una fuente que se mueve al ritmo de música clásica:
Fuente musical en Isla Margarita

Hay algunos árboles que dan miedo de lo grandes que son:
arbolote

Una torre bajo la cual hay un restaurante:
Torre de un restaurante de Isla Margarita

A ambos lados de la isla hay caminos para ir en bicicleta y correr:
Paseo al lado del Danubio