Txapulines al limón

jueves, junio 23, 2005

Música en el Puente de los Leones

Puente de los Leones

Después de haber recorrido la isla longitudinalmente de sur a norte en unos cuarenta minutos, pillé un autobús que me deshiciera el camino. Bajé cerca del Parlamento y recorrí la orilla este del Danubio hacia el sur. A la altura del Puente de los Leones había muchísima gente y en un escenario había un grupo musical que en ese momento tenía al batería tocando un solo a batacazo limpio. Me di cuenta que no era el único escenario, sino que el puente estaba cortado al tráfico y recorriéndolo hacia la orilla oeste había cuatro escenarios más, más pequeños.

Una muchacha cantaba oldies goldies (cualquiera de Gloria Gaynor) en el primer escenario:

Oldies Goldies

En el segundo un par de músicos tocaban algo entre tribal y folklórico con extraños instrumentos (bueno, sólo el del calvo era raro, el otro era una especie de clarinete):

Tribales

El tercero era el más animado, con toda una banda tocando una melodía con mucho ritmo y acelerándose a cada copás, y justo enfrente un montón de gente hacía un corro y bailaba dando vueltas. Parecía una especie de sardana local, pero con mucho más ritmo, y más divertida:

Folklore

En el último una señora con muy buena voz cantaba baladas románticas en húngaro:

Baladas

Me encantó la guitarra de este hombre, ¡quiero una igual!

¡Yo quiero esa guitarra!

¡Ah! ¿A que no adivináis por qué le llamamos el puente de los leones?

Los leones del puente