Txapulines al limón

miércoles, junio 01, 2005

Episodio I: La amenaza fantasma


Es la única que no he revisado desde su estreno en el 99, aunque por aquel entonces la vi dos veces, la primera en Los Angeles (aventurero que es uno), y la segunda cuando la estrenaron por aquí.

Es, sin duda, la más infantil de todas, y parece que Lucas se planteó inicialmente las precuelas como una especie de remake de las originales. Me explico: el argumento de esta peli se basa en hilar paralelismos respecto a la película original (véase Episodio IV). Donde había Leia, pongo a Padme, donde estaba Luke, pongo a Anakin y al joven Kenobi, donde el viejo Obi-Wan, Qui-Gon Ginn, al personaje idiota que es C-3PO, pongo un marciano orejotas aún más idiota, le llamo Jar-Jar, y lo suelto, y al malo, por si no os habías dado cuenta, le llamo Darth... Maul, aunque no le llegue a la suela de los zapatos al Vader. Lo demás lo dejo más o menos como estaba, excepto, eso sí, los efectos especiales, que ahora molan más.

Cagadas argumentales como hacer nacer a Anakin en Tatooine sólo se justifican por esta especie de paralelismo. Quizá pensó que luego tendría dos películas para arreglarlo todo...

Como yo nunca había sido fan de la serie (y lo demostraré), no se puede decir que me decepcionara. Digamos que me la tomé como un divertimento.