Txapulines al limón

martes, enero 11, 2005

Fuzzy Guess Who?

¿Jugamos al Quién es quién? Si es mujer y tiene el pelo blanco ya sabes seguro que es Susan. No hay más que hablar. Has ganado. No es que aburra, pero a las tres partidas ya puedes ir con la música a otra parte, especialmente si es la noche siguiente a la noche de fin de año y estás en una casa perdida en la cima de una colina con unos cuantos buenos amigos.



Pues nada. Nos inventamos algo. Un ¿Quién es quién? difuso: prohibido preguntar sobre lo que se ve físicamente en las caras dibujadas en las tarjetas del juego. Se admiten cualquier otro tipo de preguntas. Empezamos.

- ¿Defrauda a Hacienda?
- No
Fantástico, ya hemos eliminado a la gran mayoría, porque está claro que quien más quien menos ha hecho sus pinitos en la economía sumergida.
- ¿Maltrata a su familia?
- No
De entrada, hemos eliminado a las mujeres. No es misoginia, en absoluto, pero es que ninguna tiene cara de buena. Y nos quedan sólo cuatro personajes: un calvo barbudo que se parece a Darwin (por lo tanto vive en una isla y ama a los animales), un abuelete con la nariz grande y otros dos jovencitos, pero barbudos también. La siguiente pregunta ha de ser definitiva:
- ¿Sabe nadar?
-
Sin pensarlo eliminamos al abuelo y al Darwin, y probablemente el barbas moreno tampoco sepa, ya lo tenemos:
- Es David
- No, era George
- ¿¡GEORGE!? ¡Pero si maltrata a su familia fijo! Por lo menos a su mujer, con ese sombrero de detective privado, seguro que es como Humphrey Bogart, un machista de aúpa.
- Por eso, no tiene familia, es un investigador privado solitario y triste.
- ¡Ah! Claro. ¿Otra?
- ¡Venga!