Txapulines al limón

miércoles, octubre 13, 2004

Arac Attack


Una noche, en mitad de un viaje a Francia, puse la tele del hotel y empezaba esto. Yo sabía que era una especie de remake de esas pelis de serie B de los 50 con bichos gigantes y tal (que por cierto me encantan) y me esperaba una peli malísima con algun que otro efecto especial interesante. Pues los efectos no estaban mal, y la peli no era tan mala. El argumento no es muy allá: hay un accidente de un camión con carga radioactiva que afecta directamente a una casa de un poblado típico del centro rural de EEUU, donde curiosamente vive un hombre cuya afición son las arañas y tiene miles de ellas en terrarios. Las arañas mutan, se hacen gigantes e inteligentes y se comen a todos los que pasen por allí excepto al prota y a la novia. Hasta ahí lo que me esperaba. Lo bueno: la animación 3D y el humor. La animación de las arañas dista mucho de ser cutre, se nota un estudio o un asesoramiento científico en la variedad de especies de arañas, en el movimiento y las actitudes de los bichos que sorprende en esta clase de producciones. Y luego el tinte de parodia, no sólo de homenaje, que tiene toda la película le da unos toques de humor magníficos e inesperados, cosa que también se muestra en las actitudes y los sonidos de las inteligentes arañas frente a los tontos humanos, algo que me recordó gratamente a Gremlins. La vi en francés por cierto, no me enteré de mucho pero supongo que los diálogos no eran gran cosa.