Txapulines al limón

miércoles, julio 14, 2004

Las películas de la semana

SHREK 2

Dicen que el ogro verde ha cambiado, traicionando a sus orígenes anti-sistema. ¿Y qué esperabais, si se ha casado, nada más y nada menos que con la hija del rey? ¿Alguien espera volver a ver a la Leti delante de una cámara en un telediario? Pues aunque a Shrek no le apetezca demasiado conocer a sus suegros, va a tener que acabar siendo príncipe consorte de Far Far Away, y aprender protocolo, y dejar de tirarse pedos...

Y es verdad que la historia que nos cuentan no es más que una segunda parte que continúa de forma lineal y poco original en el punto donde quedó la primera, sin la frescura de ésta, pero se mantienen los afortunados y divertidos gags y referencias a otras películas y cuentos infantiles, se añaden personajes realmente geniales (soy fan del Gato con Botas), y la peli tiene ritmo y una factura técnica impecable, con unos primeros cinco minutos antológicos y final sorpresa después de empezados los títulos de crédito... La verdad es que muy poco más se puede pedir en una película cuyo único pecado es ser la segunda parte de una obra maestra.

SPIDERMAN 2

Esto ya es otro cantar... no es que la primera estuviera muy muy bien, pero era pasable. En cambio esta es un aburrimiento total. Al pricipio de la peli hace algo de gracia que retraten al personaje de Peter Parker como un gilipollas integral, pero a los 20 minutos ya cansa y (OJO!! Semi SPOILERS!!) cuando empieza su "problema psicológico", y cuando le cuenta a su tía lo que pasó con su tío y cuando no le mete mano a la Mary Jane en toda la peli y... buff! es que me pongo histérico sólo de pensarlo. Lo único bueno de la peli es la mínima parte del argumento dedicada al Dr. Octopus (un Alfred Molina bastante decente), eso sí, con un pésimo final y una peor conclusión: que la tercera parte presagiada en los últimos minutos no sólo será infumable, sino que se dedicarán a repetir la primera parte. ¡Qué horror! ¿Quién se apunta a recabar firmas para que Sam Raimi vuelva a sus orígenes?

DELICATESSEN

Primera película que reviso desde que escribo esto de las películas de la semana. No soy de los que veo muchas veces una peli, pero ésta merecía un segundo pase porque casi no me acordaba de qué iba, y además, después de tener a Amelie como una de mis películas favoritas, la podía ver con un nuevo enfoque. El resultado es que me encotré con una película mucho más oscura de lo que recordaba, mucho más cercana a La comunidad, que a 13, rue del Percebe, como se había comparado en un primer momento. Y eso que la película de Alex de la Iglesia es posterior, y si ha habido inspiración, está claro cuál es su sentido. Pero Delicatessen recoge algunos elementos de fantasía futurista (en clara contradicción con las teles en blanco y negro y la economía de guerra que nos situaría en los años 40) que la hacen más moderna. Ciertamente es una peli que rompe moldes y que pese a sus pinceladas de humor, deja una especie de angustia interior, negra y espesa, que contrasta con la luz, la felicidad, la alegría y el color de la maravillosa historia de Amelie Poulain.